Mejillones con Picadillo, Allioli y con Salsa.


Ingredientes:

  • 3kg de Mejillones.
  • 1 Tomate Rojo.
  • 1 Pimiento Verde.
  • 1 Pimiento Rojo Pequeño.
  • 2 Cebollas.
  • 4 Cucharadas de Tomate Triturado.
  • 1 Guindilla.
  • Vino Blanco.
  • Aceite de Girasol.
  • Aceite de Oliva.
  • 1 Diente de Ajo.
  • 2 Huevos.
  • Vinagre.
  • Sal.
Preparación:

            Para empezar limpiaremos los mejillones  y dos kilos los pondremos a cocer, con agua y un poco de sal. ( Si queremos podemos poner un trocito de apio que da muy buen sabor ).



            Dejaremos un kilo de mejillones para preparar, estos se quedaran en crudo ya que los prepararemos en salsa y los coceremos de otra manera.

          Seguiremos con los mejillones en salsa en una cazuela de barro pondremos un poco de aceite de oliva y en pocharemos la cebolla que la habremos picado muy finamente.

            Una vez pochada la cebolla añadiremos las 4 cucharadas de
salsa de tomate y un poco de azúcar para quitar la acidez del tomate, también añadiremos la guindilla. Dejamos que el tomate se cueza y pondremos una cucharada de harina y tiraremos un chorro de vino blanco. Removeremos y se nos hará como si fuera un roux.

       Añadimos los mejillones y lo mezclamos. Tapamos y esperamos que se nos cuezan los mejillones. De vez en cuando iremos removiendo para que no se nos pegue. El agua que nos hace falta ya la dará los mejillones al cocerse.

          Ahora prepararemos los mejillones con picadillo. Cogeremos la mitad de los mejillones que hemos cocido y le quitaremos una de las cascaras, los ponemos en una bandeja y reservamos.

          En un bol pondremos el tomate, la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo cortado a daditos pequeños. Lo mezclamos todo, ponemos sal un chorro de aceite de oliva y un chorro de vinagre. Todo bien mezclado, pondremos este picadillo por encima de los mejillones.

         Ya por ultimo nos cogemos el resto de los mejillones y le quitamos una de las cascaras y lo pondremos en una bandeja y reservamos. 

             Ahora con el diente de ajo, el huevo y el aceite de girasol con un poco de sal prepararemos un allioli. Esta allioli lo podemos poner un poco encima de cada mejillón o lo servimos en un cuenco a parte y que cada persona se sirva el que le venga de gusto.


Comentarios